Ecografía a las 14 semanas de embarazo

Eres una mujer afortunada porque en este momento tienes en tu vientre a un niño en formación, ya ha pasado el primer trimestre y te encuentras en la semana 14 se embarazo, lo que significa que el bebe ha logrado un desarrollo mayor en su cuerpo, aunque todavía es bastante pequeño comienza a tomar una forma más grande en relación a su cabeza, las extremidades empiezan a desarrollarse hasta su máximo, es decir, que a medida que continúen transcurriendo las semanas se podrá apreciar por medio de una ecografía un tamaño más aproximado de tu niño, el desarrollo de todo el feto es mucho más visible durante estas semanas y los rasgos del rostro pueden son más nítidos gracias a su desarrollo.

Ecografía  a las 14 semanas de embarazoLa madre durante este periodo siente un alivio, en primer lugar porque ya ha logrado pasar su primer trimestre con total satisfacción y segundo porque los dolores normales del embarazo ya no le afectan de manera tan radical, gracias a que ha pasado por un largo tiempo y el cuerpo tiende a adaptarse a las situación que vive, por lo que es menos crítico para la mujer este tipo de dolores y malestares, de cualquier manera es importante resaltar que todos los organismos no responden de la misma forma, y algunas pueden tener malestares más intensos ya que estos pueden ser ocasionados por su entorno, muchas veces las embarazadas pasan por situaciones emocionales bastantes complicadas sobre todo si no tienen a alguna persona que esté pendiente de ella y de alguna forma le transmita seguridad.

A las 14 semanas de embarazo también suele atribuirse algunos malestares más fuertes como el famoso dolor de espalda, que está justificado precisamente porque la mujer pasa de cargar solo el peso de sus senos a tener en su vientre a un pequeño bebe en formación que cada vez se hace más grande y por ende el peso que tiene que soportar es mayor y todo va dirigido hacia la zona lumbar.

Es conveniente que la mujer embarazada continúe con una alimentación saludable y realice algún tipo de actividad física durante todo este periodo siempre y cuando el médico de cabecera le indique que clase de ejercicios puede realizar en cada periodo de su embarazo, algunas recomendaciones muy comunes es que los ejercicios no sean de gran impacto y que tampoco afecte al abdomen para evitar complicaciones innecesarias, el practicar yoga o caminatas podría ser de gran ayuda para que la embarazada logre relajarse un poco.