Los tres años

La educación en edades tempranas es un asunto que verdaderamente preocupa a la mayoría de padres. El comienzo de la etapa escolar quizás aterre más a los padres que a los niños. La inseguridad de desprenderse del bebé inunda los sentimientos de todo padre, que de repente ve dar un paso importante a su hijo, el comienzo de la era escolar.

 

Ese primer año uno cree que el profesorado se dedicará a enseñar a nuestros hijos a tener ciertos hábitos responsables de convivencia, además de enseñarle tal vez a coger el lápiz de color para colorear algunos dibujos.

 

Sin embargo la ambición de muchos profesores y su ferviente convicción de que a los niños hay que enseñarles de verdad desde muy pequeños hace que veamos que al final del primer curso de infantil nuestros hijos ya saben escribir sus nombres y apellidos y hablan mucho mejor.

 

La evolución en los tres años

Bebe 3 años

Considero los tres años una edad determinante para el carácter de un niño. Sobre todo en el caso de los niños que no han conocido guardería. El comienzo de una etapa en la que han de relacionarse con otras personas, convivir con ellas y formar parte de un grupo es un paso importante. Si nos ponemos en la piel de ese pequeñín o pequeñina tal vez sintamos un sentimiento de abandono o castigo por parte de nuestros padres o en el mejor de los casos sintamos un deseo de descubrir (aunque estos son los menos desafortunadamente).

 

El caso es que tras el primer mes de cole todos están perfectamente insertados y si que ya van teniendo esa convicción de querer aprender. Tal vez no cuenten mucho de su aprendizaje y no se sabe muy bien por qué, porque la realidad es que se acuerdan de todo.

 

El fin del primer curso

Bebe 3 años

Al finalizar el primer curso te hacen entrega normalmente de los trabajos de tu hijo y de un recuerdo en formato de cd que al principio recoges con gran ilusión y que más tarde te darás cuenta de que odiarás porque el pequeño o pequeña no dejará de repetir que lo quiere ver. En serio, ver a tu hijo de tres años encima de un escenario vestido de burrito sabanero o de Rodolfo el reno para la representación de tres años y bailando al son de un villancico te aseguro que te hará llorar de emoción.

 

En el vídeo tienes la oportunidad de conocer a tu hijo fuera de tu hogar y ver cómo se comporta con los demás y como se va haciendo persona, ahora es ya un niño, al que le gusta ir a ver a sus amigos, jugar todos los días y aprender en el cole, a descubrir cosas nuevas. Aunque para ti siempre será tu bebe.