Cuidados bucales en niños menores de un año

Los cuidados bucales son importantes en cualquier edad y cuanto más temprano se comience mucho mejor, porque las primeras piezas dentales aparecerán saludables. Seguramente en una clínica dental Madrid que tenga especialistas en odontopediatría podrán orientarte sobre qué debes hacer antes, durante y después de la etapa de dentición.

En la actualidad los odontólogos recomiendan la primera visita o evaluación a un centro odontológico antes del año. Su objetivo es verificar que no presente afecciones en las áreas bucodental y maxilofacial.

En la primera revisión odontológica se asegura y valida que se esté realizando correctamente la limpieza de la zona oral. Sin embargo, si todavía no sabes qué hacer, aquí te diremos qué cuidados dentales preventivos puedes aplicarle a tu bebé.

Los bebés y sus cuidados bucales preventivos

Realizar buenas prácticas de higiene bucal en los bebés brinda la posibilidad de promover su salud oral y prevenir enfermedades relacionadas, de una manera sencilla, eficaz y a muy bajo coste.

El buen hábito de limpiar las encías luego de la correspondiente alimentación es ideal. Es posible que en un principio sienta incomodidad o se queje. Sin embargo, con el tiempo se acostumbrará a tener su boquita limpia. Además, al crecer, muchos niños toman de manera natural el cepillado como parte de su rutina diaria.

Cuidados recomendados por una clínica dental Madrid

¿Cómo hacer la limpieza bucal de un bebé?

El procedimiento es el siguiente: coloca al bebé en tu regazo y su cabeza lo más cerca del pecho. La idea es que puedas ver directamente la boca y proceder a realizar la limpieza en la zona interna.

Se utiliza una gasa, tela suave o un dedo limpio, incluso, hay dedales de felpa o silicón hechos para este propósito, (luego de amamantarlo o de tomar un biberón o alguna papilla) y se humedece en agua tibia o a temperatura ambiente (eso sí, el agua debe estar previamente hervida). De inmediato, podrás pasarlo de manera muy delicada por la encía.

La finalidad es limpiar o retirar lo que más se pueda de los residuos de alimento. Realiza este proceso por lo menos dos veces al día, luego del desayuno y después de la cena (o última comida). Asimismo, durante el primer año, debes tener en cuenta algunas condiciones:

  • Dentición. En sus primeros meses (3 a 9) comienza a erupcionar las primeras piezas dentales. En esta etapa es probable que se sienta irritado, agitado, adolorido, baboso o pierda el apetito. Si quieres mejorar estas molestias, podrás frotar las encías con un dedo limpio, paño suave o gasa húmeda o darles un masajeador de goma para que muerda, esto ayuda a que se calmen.
  • Caries del biberón. También se conoce como «caries dental de la primera infancia» y es una condición dental que puede dañar la salud oral del bebé.

Una vez que comiencen a erupcionar el resto de los dientes se podrá hacer la higiene dental con un cepillo de cerdas suaves y agua. El uso del dentífrico es a partir de los dos años y esto debe hacerse bajo supervisión, con el fin de evitar que no trague la pasta o utilizar aquellas especialmente elaboradas para niños muy pequeños.

Fuente del vídeo: Guiainfantil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *