Mallas de protección: seguridad para niños y también mascotas

En la actualidad muchas personas eligen las mallas de protección para prevenir accidentes en sus hogares, sobre todo aquellas que disponen de una altura considerable. Los más pequeños no perciben el peligro como los adultos y se aventuran en una travesía que a veces concurren en serios peligros.

Ahora gracias a las mallas de protección la seguridad en los hogares se ve restablecida aunque son muchas las empresas que desconocen aún cuáles son sus funcionalidades así como el modo de instalación.

¿De qué material están hechas las mallas?

mallas proteccionEn primer lugar, las mallas de protección suelen estar elaboradas con un material resistente a los fenómenos climatológicos adversos, es decir, no se oxidan y son altamente resistentes tanto a bajas como a altas temperaturas. El aluminio es el material elegido para las mallas y también para los angulares que van anclados a la pared.

El aluminio es un material bien considerado para este tipo de instalaciones ya que sus propiedades les hacen ser muy resistentes. Sin embargo, no pesan demasiado, para evitar problemas en la estructura del edificio, sin pesar demasiado consiguen crear espacios seguros en el lugar donde son instaladas.

Los lugares más demandados no sólo son balcones, también ventanas son verdaderos atractivos para niños y mascotas que tienen esa necesidad de explorar.

Instalar mallas de protección

mallas proteccionUna empresa que se dedique a la instalación de este tipo de material, tendría que ofrecer los siguientes servicios para que la consideremos como una buena empresa de instalación de mallas de protección:

– Ir a medir y a estudiar el lugar de instalación. La medición exacta es vital para este trabajo ya que la malla se diseña y se fabrica con una exactitud bastante estricta, en caso contrario no funcionaría. Esto quiere decir que no se puede hacer ninguna fabricación bajo indicaciones aproximadas.

– La instalación en balcones o ventanas. Debe estar realizada con un profesional altamente cualificado que nos aporte las garantías precisas no sólo para que la instalación se realice correctamente, sino para que cuando se vaya no sigamos pensando que aquello sigue siendo inestable o inseguro.