Celos entre hermanos

La llegada de un nuevo bebé al hogar supone muchos cambios de nuevo en el hogar. Depende un poco de cuánto hace que tuviste a tu primer bebé, pero te aseguro que la llegada de un nuevo miembro en la familia supondrá de nuevo muchos cambios.

Empecemos por el principio. Los asuntos más livianos, tal vez menos importantes, menos a destacar es el sexo del bebé si corresponde al de tu anterior bebé, tal vez no notes mucho cambio en muchos aspectos. Ya estás acostumbrada a tratarle, vestirle de una forma peinarle de otra, en definitiva, no es lo mismo tener un niño que una niña.

¿Qué nos preocupa?

Celos entre hermanosEn cuanto a los caracteres en este sentido da igual el sexo, tradicionalmente se piensa que las niñas son más tranquilas que los niños, pero puede que te toca una niña muy activa, por lo que dejemos que cada uno sea como tenga que ser.

Lo que verdaderamente te quebrará la cabeza es:

–          ¿Cómo te sentirás?

–          ¿Sabrás manejarte bien con dos pequeños? Una vez más influye el factor de la edad, es decir no es lo mismo tener un bebé y un niño de 2 años que tener un bebé y un niño de 8 años. Está claro que el de 8 años necesita su atención pero también está claro que no es tan dependiente como el de 2.

Aunque de todo lo que pueda llegar a preocuparte lo que más lo hará será ¿cómo se lo tomará tu otro hijo? ¿Sentirá celos?

La respuesta es sí. Puede que se lo tomen muy bien, realmente bien, que aparezcan señales como que se muestre más responsables queriendo ejercer de hermano mayor, protegiéndole. Pero no exime que sienta dentro de sí que parte de su atención se la ha robado una nueva personita, y la eche de menos.

¿Cómo lo sentimos nosotras?

Celos entre hermanosEsta situación la sabemos apreciar perfectamente las madres y dentro de nosotras surge un sentimiento de impotencia, mezclado con culpabilidad que nos sumerge en un estado intranquilo y algo triste en el que ansiamos pasar más tiempo con nuestro primogénito a la vez que dedicarle más atención al bebé.

Si estás en esta situación te estarás dando cuenta de que es cierto, ocurre exactamente esto, pero también debes saber que esta situación es pasajera. Al cabo de un tiempo el bebé crece, y sabes organizarte para que ninguno sienta un vacío producido por una dedicación más intensa a alguno de los dos. Y al paso de más tiempo, ellos se unirán y te tendrán como referente pero además se tendrán el uno al otro y esa unión tan especial será tan fuerte que superará incluso la que tienen hacia ti.

Se han convertido en hermanos para toda la vida.